Last year, solar accounted for one of every 50 new jobs in the United States.

In his first hour as president, Donald Trump promised to resurrect middle-class manufacturing jobs in the United States. It will be all but impossible for him to reverse the tides of globalization and automation, but the future may nonetheless be bright for the American worker, thanks to a trend that predates and will outlast the 45th president.

For the last decade, the solar industry has enjoyed exponential job growth. Last year, more than 51,000 people in the United States were hired to design, manufacture, sell and install solar panels, according to a new report from The Solar Foundation. That means the solar industry created jobs 17 times faster than the economy as a whole.

“In 2016, we saw a dramatic increase in the solar workforce across the nation, thanks to a rapid decrease in the cost of solar panels and unprecedented consumer demand for solar installations,” said Andrea Luecke, The Solar Foundation’s president and executive director.

Falling prices for panels are helping drive a nationwide clean-energy boom. Utility-scale solar is now cost-competitive with wind and natural gas — and it’s cheaper than coal, even without subsidies. Last year, solar accounted for more than a third of new U.S. generating capacity.

CREDIT: SOLAR JOBS CENSUS 2016, THE SOLAR FOUNDATION

The solar industry now employs twice as many people in the United States as the coal industry and roughly the same number of people as the natural gas industry. While solar still accounts for a much far smaller share of U.S. power generation than either of those fossil fuel sources, it’s expanding rapidly, putting a growing number of Americans to work. While the official numbers have not been tallied, early estimates have found that more solar was added to the grid in 2016 than natural gas capacity.

Roughly half of the men and women working in the solar industry are installers, who earn a median wage of $26 an hour in a job that can’t be outsourced. In addition, these positions don’t require a bachelor’s degree.

The burgeoning workforce also includes people working in sales and project development, jobs that call for an education in engineering or business.

CREDIT: SOLAR JOBS CENSUS 2016, THE SOLAR FOUNDATION

The report notes that the solar workforce is growing more diverse, employing a larger share of women and people of color, as well as a significant number of military veterans. Last year, solar companies created jobs in nearly every state.

“It’s really a wide range of people that get hired into this industry — everybody from certified and licensed engineers to those who first learned about a solar project when we were building one in their area,” said George Hershman, the general manager of Swinerton Renewable Energy. “A great aspect of this business is that it isn’t an exclusionary trade. It’s a teachable job that can create opportunity for people and give them a skill.”

While jobs are cropping up all across the country, growth is more closely linked to policy support for renewable energy than to the number of sunny days in a given locale. Last year, Massachusetts added more solar jobs than Texas, despite enjoying less sunshine. The Bay State has ambitious plans to build out zero-carbon power sources like wind and solar.

CREDIT: ENERGY INFORMATION ADMINISTRATION

“Solar is an important part of our ever-expanding clean energy economy in Massachusetts, supporting thousands of high-skilled careers across the Commonwealth,” Massachusetts Gov. Charlie Baker said.

Smart policy is key to the continued growth of the solar industry, which has been bolstered by federal tax credits and state renewable-energy mandates, among other measures. President Trump plans to roll back federal policies that foster the growth of clean energy, potentially scrap the EPA’s Clean Power Plan, and eliminate funding for clean-energy research and development.

Without these policies, solar will continue to grow, but at an attenuated pace. Corporations like General Motors, Apple and IKEA will keep buying up solar power to cut costs and guard against volatility in the price of fossil fuels. But electric utilities will be less incentivized to shutter existing coal-fired power plants in favor of new renewable energy installations.

Solar evangelists say that if Donald Trump wants to create well-paid jobs that don’t require a college education, he should foster the growth of solar rather than pursuing deals, one-by-one, to prevent U.S. manufacturers from shipping jobs overseas.

Last year, solar companies created more than 60 jobs for every one job Donald Trump and Mike Pence preserved by giving a tax break to Carrier. Ultimately, the jobs saved at the Carrier plant may be lost to machines. Meanwhile, jobs in solar are destined to keep growing.

Jeremy Deaton writes for Nexus Media, a syndicated newswire covering climate, energy, policy, art and culture. You can follow him at @deaton_jeremy.

Anuncios
Publicado en Noticias | Deja un comentario

A salvo por el sol y un pueblo solidario, por Omar Alfonso.

Mucho antes de que María Medina Mejías se sometiera a terapias diarias de diálisis, de que acudiera a un quirófano para una cirugía de “corazón abierto” y de que hiciera malabares para que los $410 mensuales del PAN le rindieran “hasta el próximo depósito”, pocas cosas le perturbaban.

Muchas menos le quitaban el aliento.

Vivía a plenitud en la casita de concreto, madera y zinc que su esposo e inseparable compañero, Marcos Plaza Rosas, construyó para ella y los dos hijos fruto de su unión.

A plenitud, porque allá, en la cúspide de la comunidad Ballajá, en el barrio Saltillo de Adjuntas, raro es que florezcan las tribulaciones de la vida citadina, se perciba el ruido de las opiniones ajenas o se respire el rancio aroma del egoísmo y la apatía.

Allá, junto a los suyos, casi tenía todo lo que su alma y cuerpo necesitaban, hasta que por la ventana del 20 de septiembre entró un vendaval que no esperaba; no con la fuerza ni tempestad de la otra María, el huracán.

Milagrosamente, su casita sobrevivió. Como si la protegiera algo sobrenatural.

Lo que no resistió fue el espejismo de la “sólida” infraestructura eléctrica de su comunidad. La misma de la que dependía para encender el equipo de diálisis portátil que a toda hora le acompaña en su dormitorio.

Durante las primeras noches, ella y Marcos pensaron que era mejor olvidarse: que en cuestión de días todo regresaría a la rutina. Pero desde entonces, lo único que se ha vuelto rutina es la incertidumbre y la precariedad.

Una fragilidad que no deja de pasar factura a su salud y que, ahora sí, a María le quita el aliento.

Sin electricidad para su tratamiento, desde hace dos meses depende de una infusión de sueros cada dos horas o un viaje de 40 minutos hasta el Centro de Diálisis más cercano, el de la urbanización Punto Oro en Ponce.

“Eso cuando tengo carro”, aclaró su esposo. “Cuando no, tengo que ir a la Casa Alcaldía a ver si me asignan la guagua del municipio, como hace dos semanas atrás. Tengo que bajarla hasta allá a pie o a pon”, continuó.

Por desgracia, María admite que el método de sueros no es tan efectivo como la diálisis del centro o su equipo eléctrico y, por consecuencia, a diario se ahoga en fatiga y debilitamiento. “Mi cuerpo entonces no libera las toxinas que tiene que liberar”, recalca.

A salvo por el sol

Esta realidad, por fortuna, cambiará antes de que el agobio y desaliento tapien sus esperanzas.

Tan pronto como esta semana, solidaridad, sol y tecnología conspirarán para que María retome sus terapias en el hogar y vuelva a ser la de siempre, la más dichosa madre y esposa del campo.

El milagro ocurrirá gracias a la generosidad de decenas de puertorriqueños en la diáspora, profesionales del patio y la visión de Casa Pueblo, institución comunitaria adjunteña que en el año 1999 se liberó del capitalismo energético y optó por la autosuficiencia, mediante paneles solares y energía fotovoltaica.

Precisamente, poniendo en práctica todo lo aprendido durante estos 18 años, Casa Pueblo y su red de amigos proveerán a María y otras nueve familias un novel “generador eléctrico” que, en vez de diesel, gasolina o gas, se alimentará con los rayos del sol.

Al final, este equipo modular y compacto será capaz de generar hasta cinco kilovatios con la ayuda de seis paneles solares, justo lo necesario para que María y Marcos no tengan por qué preocuparse.

Como adelantó Arturo Massol Deyá, director asociado de Casa Pueblo, esta y otra versión más reducida se instalará en diez viviendas “con todos los códigos de seguridad” y se entregarán “con una neverita pequeña, un radio, tres lámparas LED y dos baterías con su controlador de carga, para almacenar energía que pueda utilizarse, por ejemplo, de noche”.

Una agenda colectiva

“Todo esto es parte de una iniciativa que llamamos 50conSol, con la que queremos mover la agenda energética del país a una donde la gente sea menos vulnerable a estos colapsos del sistema”, explicó.

“Si tú puedes generar el 50 por ciento de tu demanda energética en tu casa”, continuó, “ya tienes una cantidad suficiente para mantener segura tu refrigeración de alimentos y medicinas, y una iluminación básica”.

“La intención es que podamos aspirar a generar 50 por ciento de la electricidad del país con el combustible más accesible que es el fotovoltaico, y si generamos 50conSol no necesitamos a AES o Palo Seco”, subrayó.

Entre las familias que esta semana se beneficiarán con los nuevos generadores solares resaltan vecinos que dependen de equipo respiratorio para tratamientos contra el asma y apnea del sueño, al igual que de equipo eléctrico para personas encamadas.

“En el resto de las casas de la comunidad El Hoyo (Ballajá) donde viven 31 familias, van a recibir lámparas solares adicionales a las que tienen, además de filtros de agua”, agregó Massol Deyá.

La inversión inicial para esta etapa, apuntó, ronda los $18 mil: cantidad que se obtuvo con donaciones, inversión de Casa Pueblo y trabajo voluntario.

“Hay una combinación. Fondos que son de Casa Pueblo, donaciones del movimiento Voices for Puerto Rico, del Sierra Club de Estados Unidos y hasta neveritas enviadas desde Nueva York por el amigo David Galarza”, continuó Massol Deyá. “Ha sido un gran desafío, porque no es como ir a un solo lugar, conseguir todas las piezas y configurarlo”.

“No ha sido nada fácil”, insistió, “pero con la ayuda de todos lo estamos logrando”.

Más en el tintero

Ese entusiasmo además propicia que la agenda comunitaria de Casa Pueblo se redirija en el 2018 a ambiciosos proyectos de generación eléctrica, en los que el ahorro sea para la gente.

Por eso, “la semana que viene recibimos a profesores del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Michigan, y con ellos vamos a trabajar el concepto de una microred en Adjuntas”, sostuvo Massol Deyá.

“También vamos a trabajar con casas, con refrigeración normal, queremos trabajar con los colmados que están en las zonas más distantes del pueblo, que son los lugares donde mucha gente se abastece. Pero esos colmados están sin luz, asfixiados, con unos costos de operación tremendos”.

“¿Será que podamos energizar al menos una nevera y un servicio básico para que signifique una economía para ese negocio y a la vez mantenga su servicio y actividad económica? Esos son los retos y esos son los proyectos”, adelantó.

Por eso, en las reuniones ejecutivas y comunitarias de Casa Pueblo ya se habla de impactar positivamente a más 100 residencias y varios negocios al final del año 2018 “y este es el primer paso”, aseguró el tercero de los cuatro hijos de Alexis Massol y Tinti Deyá.

En lo que eso sucede, al menos María y Marcos ya tienen algo claro. El mismo sol que el pasado 21 de septiembre los despertó a una nueva realidad, será el que también los salvará de una irreversible fatalidad.

Por Omar Alfonso

FUENTE: http://www.periodicolaperla.com/salvo-sol-pueblo-solidario/

Publicado en Noticias | Deja un comentario

“La renuncia que necesitamos es la renuncia a los combustibles fósiles… Contratemos al sol”, Arturo Massol Deyá.

Nada sorprende. La Autoridad de Energía Eléctrica quedó inservible y desnuda tras el huracán María. Su anticuado modelo energético quedó más que evidenciado. Dependientes de petróleo, gas y carbón, sus productos de combustión -gases o cenizas- son amenazas a la salud de nuestra gente y sobrecalientan el planeta. A este perfil añada una enorme deuda que representa una agresión más a nuestros hijos e hijas, quienes terminarán emigrando o pagando la mediocridad de cientos de decisiones malsanas.

Ahora, nuevamente, otro director ejecutivo se va en medio de un escándalo. ¿Pero cómo se renuncia a un puesto público cuando nunca se ocupó como servidor público? Si algo tiene la administración ejecutiva de la AEE es su consecuencia. Oficiales que actúan como servidores privados, proyectos engañosos, ausencia de transparencia y contrataciones corruptas que endeudan al público en un modelo de negocio basado en la explotación. Al final terminamos pillados todos, excepto unos pocos.

En medio del manejo del desastre, “levantar” al país no puede limitarse a subir postes y re-alambrar lo mismo. El país debe pasar de la mera aspiración a la construcción de un modelo energético responsable cuyo eje central esté cimentado en fuentes de energía renovables como el agua, viento, biomasa y, por supuesto, el sol. Debe ser mandato ya dejar atrás los fósiles y mantenerse solo presupuesto para operación y mantenimiento de las viejas centrales mientras hagan falta pero las inversiones capitales deben ser para un modelo digno de este siglo.

Recuerdo años atrás cuando “Vía Verde” se vendía vulgarmente como la “transición” a renovables. De verde solo tenía las cifras millonarias de sus contratos. ¿Qué habría sido de tener ese gasoducto por zonas inundables y rutas llenas hoy de deslizamientos para llevar gas a la generatriz de Palo Seco que está apagada? Esas son causales comunes de fallas y explosiones de gasoductos en Estados Unidos.

Ahora con apenas un asomo para impulsar fuentes alternas de energía -reclamo de un nuevo consenso- las piedras del inmovilismo se escuchan incluso desde sectores que hace mucho dejaron de ser de avanzada. No habiendo rebasado un 3% a 5% de generación eléctrica con fuentes de energía renovable, afirman que “el sistema no puede absorber más cantidad”, “no fue diseñado para renovables” o “Puerto Rico no puede operar así porque el sol sale de día”. Los problemas técnicos se resuelven cuando se le exige al ingeniero atenderlo con buen diseño y tecnología disponible. De lo contrario, son simplemente excusas para perpetuar la misma mugre. Que nos expliquen por qué muchos lugares como Uruguay, Costa Rica, Alemania, California y Vermont pueden pero nosotros no.

En Casa Pueblo reclamamos 50conSOL, es decir, que 50% del país se mueva a renovables con el aprovechamiento del mejor combustible disponible, que es el solar. Cincuenta podría ser sin cuenta de la AEE o 50 por ciento de su demanda en el hogar para mantener una operación de enseres y servicios básicos para vivir y no sufrir la crisis. Energizar las casas, comercios, escuelas y edificios públicos no es nuevo, es factible, no depende del tendido eléctrico y libera a las viejas centrales de la AEE para producir energía en las noches, para las industrias, hospitales, condominios y otros que no pudieran por lo pronto atenderse con el sol.

Se trata de impulsar un modelo económico en el que el ahorro y el beneficio sean locales, para la persona, el comercio, para crear empleos distribuidos y no empresas tipo Whitefish. Por ejemplo, las escuelas que están cerradas los fines de semana y por tres meses al año podrían ser pequeños Palo Seco para sus comunidades si fueran configuradas en microredes. Si estuvieran energizadas con fotovoltaicos, hubiesen podido iniciar clases mucho antes y servir de oasis energéticos a sus vecinos.

Si algo queda claro es que la renuncia que necesitamos es la renuncia a los combustibles fósiles y a ese modelo energético expirado de la AEE. Contratemos al sol y salgamos de esta oscuridad a la que nos tienen condenados.

FUENTE: EL NUEVO DÍA

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Nota de Prensa: Aprovechándose de la devastación del País, Energy Answers engañó a Zamot, de la Junta de Control Fiscal

“Estamos indignadas, pero no sorprendidas, de que la compañía buitre Energy Answers (EA) se ha aprovechado de la devastación del País para cabildear y engañar al Coordinador de Revitalización de la Junta de Control Fiscal, Noel Zamot. Este la catalogo de “proyecto critico” en una reciente vista del Congreso de EEUU”, exclamo Myrna Conty, coordinadora de la Coalición de Organizaciones Anti Incineración. “ Ya habíamos denunciado hace unas semanas que, desde el día después de María, estaban cabildeando en el Congreso para que le favorecieran un préstamo con el Departamento de Agricultura federal. A la vez, mientras el País lucha por sobrevivir, a Energy Answers  solo le interesa forrar su bolsillo, enmascarándose como “proyecto critico” para el Sr. Zamot”.

“Zamot hizo una serie de afirmaciones en dicha vista que no corresponden a la realidad sino a propaganda de EA, tales como, que los favorecedores igualan a los opositores, que EA tiene todos los permisos, que tiene financiamiento privado y que resolvería el problema de vertederos del País. Además no sabe que 77 de los 78 alcaldes se oponen por razones económicas””, continuo Conty. “Le hemos solicitado una reunión al Sr Zamot para refutar las mentiras de la corporación buitre”.

“Energy Answers no llena los criterios de “proyecto critico” para atender la emergencia post María, igual que no sirvió para ayudar a la falsa emergencia energética que proclamo Fortuno en 2010, cuando se aprobaron la mayoría de los permisos que tienen”, sostuvo la coordinadora. “Es más, si hubiera estado construida para el huracán María, habría constituido un enorme problema de salud pública pues las inundaciones hubieran regado las cenizas tóxicas que producen hasta el mismo centro de Arecibo, al aeropuerto Domingo Ruiz y múltiples urbanizaciones, donde llego el agua del Río Grande de Arecibo”, concluyo.

“Para Energy Answers sería ideal que se acepte como “proyecto critico”, pues no tendría que cumplir con todos los requisitos que no ha podido cumplir en estos 7 años. A ellos les encantan los procesos “fast track”, con poca vigilancia ciudadana”, finalizo. “No vamos a permitir que nuestro esfuerzo de los últimos 7 años se vayan a pique por obra de la Junta”.

“La Coalición seguirá educando a la ciudadanía sobre los efectos negativos de la incineración y sus cenizas tóxicas hasta que logremos erradicar esta modalidad tan peligrosa de manejo de desperdicios domésticos. No queremos más casos Whitefish”, finalizó.

“Ni incineración ni vertedero, la solución es Basura Cero (compostaje, reducción, reciclaje y reuso).

Contacto: Myrna Conty 787 360-6358

Link de la vista del Congreso:  https://youtu.be/SHiLx4e20JA4e20JA

Publicado en Noticias | Deja un comentario

VIDEO COMPLETO: Zamot ante el Congreso y el Comité de Recursos Naturales del Congreso

Publicado en Noticias | Deja un comentario

ASISTA – MAÑANA LUNES,10:30AM, PIQUETE URGENTE, FRENTE JCF EDIFICIO SEABORNE HATO REY

Publicado en Noticias | Deja un comentario

VIDEO: Congressman Gutierrez SLAMS PR Fiscal Board Member Noel Zamot!

Publicado en Noticias | Deja un comentario